domingo, 26 de mayo de 2013

TESTIMONIO DE SOR TERESITA

En esta jornada Pro Orantibus, Sor Teresita se nos propone como un ejemplo que toda una vida dedicada a la oración:
Nos acercamos al Monasterio de Buenafuente del Sistal, donde desde hace 86 años, Madre Teresita Barajuen permanece como monja contemplativa del la Orden del Cister. Se da la providencia de que el mismo día que nacía en Alemania el papa Benedicto XVI, entraba en el convento la joven Valeriana (al hacer los votos tomó el nombre de la santa de Lisieux), de 19 años, nacida en Foronda, provincia de Álava.
Le hemos pedido a la monja más longeva de España, y que más tiempo lleva en un monasterio de clausura, que ha sido abadesa durante 21 años, su testimonio sobre cómo han sido sus años de vida monástica antes y después del Concilio Vaticano II.
Con verdadera disponibilidad, por saber que era una entrevista para el día “Pro Orantibus”, nos ha respondido a diversas preguntas sobre la vida en clausura, la vida litúrgica y su experiencia personal de Dios.
Ha resaltado repetidas veces que el cambio que más ha valorado y le ha ayudado en su vida de espiritual ha sido el cambio litúrgico y la posibilidad de mayor formación. “El cambio ha sido maravilloso”. Antes del Concilio “no entendían el latín”. Ahora, “la participación en la Eucaristía me es de gran ayuda”.
“Antes del Concilio era escasa la formación, a veces no había siquiera homilía en la Misa. Ahora nos alimentamos a diario de la Palabra de Dios, y de los comentarios. También ha sido muy importante la posibilidad de lectura y de mayor formación. Antes, por pobreza, no teníamos en el Monasterio más que media docena de libros, “La Regla meditada”; “Caminos de oración”; “La vida devota de san Francisco de Sales”… Ahora puedo leer mucho más.” Ahora mismo está leyendo un libro sobre “La divina misericordia” y otro sobre la Madre Teresa de Calcuta, de la que comenta que es una mujer maravillosa. Lee “Alfa y Omega” y la Revista Ecclesia”. “Aunque después de comer, leo algo más sencillo”, comenta M. Teresita.
Nos adentramos en la vida espiritual de esta monja centenaria, que cuenta que al principio dudó de su vocación, porque “pensaba que la vida en el Monasterio era no hacer nada”. Pero consultó y le aseguraron que tenía una vocación muy hermosa, y no dudó más. Bueno, en otro momento, sintió la tentación, pero acudió al sagrario y “se me pasó para siempre”.
A esta altura, me atreví a preguntarle sobre su experiencia más personal de Dios. Y con una gran sencillez nos contó que ella “se mete en el corazón de la Virgen y no sale de ahí”, y de la mano de la Virgen entra en relación con Dios.

sábado, 25 de mayo de 2013

JORNADA PRO ORANTIBUS

Mañana, día de la Santísima Trinidad, celebramos la jornada Pro Orantibus para orar por los que oran, reflexionemos sobre la importancia de la vida contemplativa en nuestros días.

"Nuestros monasterios son un oasis de silencio orante y elocuente. Son escuela de oración profunda bajo la acción del Espíritu Santo. Son espacios dedicados a la escucha atenta del Espíritu Santo, fuente perenne de vida, que colma el corazón con la íntima certeza de haber sido fundados para amar, alabar y servir. 
Las personas contemplativas como centinelas apuntan siempre a lo fundamental y esencial. Para el hombre moderno, encarcelado en el torbellino de las sensaciones pasajeras, multiplicadas por los mass-media, la presencia de las personas contemplativas silenciosas y vigilantes, entregadas al mundo de las realidades «no visibles» (cf. 2 Cor 4, 18), representan una llamada providencial a vivir la vocación de caminar por los horizontes ilimitados de lo divino. 
En esta Jornada “pro orantibus” es justo y necesario que recemos por las personas contemplativas, que volvamos la mirada y el corazón a sus monasterios y pidamos por sus intenciones. Sin duda, sus intenciones van encaminadas a la permanencia en la fidelidad siempre renovada de todos sus miembros en la vocación recibida y al aumento de vocaciones en esta forma de consagración. 
Que la santísima Virgen María, primera consagrada al Padre por el Hijo, en el Espíritu Santo, maestra de contemplación y centinela orante que dio a luz al Sol de justicia, Cristo nuestro Salvador, cuide y proteja a todas las personas contemplativas. ¡Feliz Jornada de la vida contemplativa en el Año de la fe!"

Vicente Jiménez Zamora 
Obispo de Santander


domingo, 19 de mayo de 2013

SÚPLICA AL ESPÍRITU SANTO

Espíritu Santo, te pido que me visites con tu amor y con tus dones…

Espíritu, amor total, ven con tu fuerza, ven a inflamar en tu fuego todos los corazones.
Dame el don del Santo Temor, que me ayude a respetarte y a ser fiel a tu voluntad. 
Dame el don de Piedad, para que, desde hoy, pueda agradarte, siga con prontitud tu inspiración, y sea fiel en todo a tu voluntad.
Dame el don de Ciencia, para conocer bien las cosas de Dios, viva iluminado por tu Palabra, y camine con acierto por la senda de la salvación.
Dame el don de Fortaleza, para que pueda vencer el mal, superar las tentaciones, y mantenerme siempre fiel a ti en el camino de la salvación.
Dame el don de Consejo, para saber evitar el mal, guiar a otros hacia el bien, y escoger lo que me lleva a ti.
Dame el don de Entendimiento, para comprender mejor tu voluntad, poder contemplar tus misterios, desprendido de lo material, y entregado al bien del espíritu.
Dame el don de la Sabiduría, para saber dirigir mis acciones hacia Dios, mi única meta; amándole en esta vida, espero alcanzar su gloria.

sábado, 18 de mayo de 2013

¡TÚ, SÍGUEME!


Más que con fórmulas o tradiciones, más que con ritos, la experiencia de la fe es seguir a Jesús. Dejar de un lado las seguridades y los intereses personales y apostar toda la vida en una fuerte relación con Jesús. Siguiéndole. Viviendo con Él, a su manera. Yendo a donde Él nos lleva.
Quiero seguirte. Estar contigo, Dios mío, de día y de noche. Cuando me siento fuerte y cuando no puedo nada. Dejarme conducir por tu Palabra. Llevar tu amor a los que nadie quiere amar.

sábado, 11 de mayo de 2013

ABRE MIS OJOS SEÑOR...

Para aquellos hombres y mujeres que fueron transformados por la fuerza de la resurrección (¡y también para nosotros!), la Palabra de Dios, la Biblia, se convierte en un manual de instrucciones obligatorio para llegar a ser feliz.
Apoyándonos en la Palabra es como conseguimos captar todo el sentido, toda la belleza, de la experiencia que Cristo nos ofrece.
Abre mis ojos, Señor, para que vea la vida con tu luz. Abre mi corazón para que me sienta amado con tu amor. Abre mi mente a tu Palabra que es orientación y alimento.

miércoles, 1 de mayo de 2013

SAN JOSÉ

Colaborar con Dios, y colaborar bien, para no estropear la hermosa obra de Dios. "Si un hombre es barrendero, tendría que barrer las calles como pintaba Miguel Angel, como componía Bethoven, como escribía Shakespeare", dice un autor moderno. Se debe trabajar con amor. "Trabajar con amor es tejer la tela con hilos de vuestro corazón, como si el ser amado fuera a usar esa prenda de vestir. Es arrojar semillas de ternura, y cosechar con alegría, como si el ser amado fuera a comer ese fruto. Es impregnarlo todo de amor" (K. Gibrán). La fiesta de hoy nos señala a todos a San José, obrero. ¡La Obra Bien Hecha! ¿Alguien puede imaginarse a San José haciendo "chapuzas"? Realizaría tareas sencillas, pero pondría toda su alma en hacer las cosas bien. No haría cosas extraordinarias, pero lo ordinario lo haría extraordinariamente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...