sábado, 30 de marzo de 2013

GENTE DE SÁBADO SANTO

Tras la muerte, el sábado santo nos va metiendo en una dinámica de la vida en la que reconocemos que Dios tiene derecho a callar. Que hay que convivir con aquellas situaciones en las que uno no encuentra respuesta, no encuentra sentido. Siempre queremos que Dios hable; incluso antes de hacer las cosas queremos saber su significado. El silencio del sábado santo nos homologa a todas las criaturas. Además, normalmente se encuentra a Dios después de muchas historias. Soportar, callar, vivir los silencios... hace vivir una fe adulta; es el sábado santo. Quienes acogen su silencio, con esperanza y fidelidad en las horas grises y rutinarias, son las gentes del sábado santo.
El día del sábado santo es un día en el que no hay mucho que decir. Es un tiempo de esperar cuando parece que hasta es lo menos sensato.
Y tal vez desde ahí puedan cobrar sentido:

Rutina
Paciencia
Soledad
Silencio
Duda 

Cansancio
Sin sentido
Pérdidas
Agobio 
Vejez
¿Dónde ves todo eso a tu alrededor?
http://www.pastoralsj.org/

viernes, 29 de marzo de 2013

GENTE DE VIERNES SANTO

En el mundo hay gente que llora. Gente que sufre. Gente triste. Hay muchas cruces como la del Gólgota. Esta semana queremos acercarnos a esos sufrimientos, contemplarlos, sopesarlos, recibirlos, aun sin entenderlos. Hay quien, al mirar la violencia, hambre, injusticia, marginación, guerra, soledad, llanto, abandono, burlas... siente que se le conmueven las entrañas y está dispuesto a comprometer su vida para aligerar esas cruces.
Esa es la gente del viernes santo.
Pablo, escribendo a las gentes de Corinto, les cuenta cómo en el sufrimiento ha encontrado a Dios: " Entonces me contestó: "Te basta mi gracia. La fuerza se realiza en la debilidad". (...) Por eso estoy contento con las debilidades, insolencias, necesidades, persecuciones y angustias por Cristo. Pues cuando soy débil, entonces soy fuerte". 2 Cor 12

DAME, DIOS MÍO,  LO QUE TE QUEDA
Dame, Dios mío, lo que queda. Dame lo que no te piden nunca. No te pido descanso, ni tranquilidad de alma o cuerpo.
No te pido riquezas, ni éxitos, ni siquiera salud.
Todo esto, Señor, te lo piden tanto que ya no debe quedarte nada.
Dame, Dios mío, lo que te queda. Dame lo que no te aceptan, inseguridad, inquietud,obstáculos, tormentas. Y dámelo, Señor, definitivamente, para siempre, porque luego ya no tendré humor para pedírtelo.
Dame, Dios mío, lo que te queda. Dame lo que otros no quieren. Pero dame también el valor,
la fuerza y la fe.

(A. Zirnheld)

jueves, 28 de marzo de 2013

GENTE DE JUEVES SANTO

¿Quién es la gente del Jueves Santo? Aquellas personas que creen que el amor es lo que puede mover la vida entera, y también los que deciden hacer de su vida corriente momentos extraordinarios; los que saben ver y buscar el amor y el servicio en las cosas más ordinarias de la vida: un estudio que a veces se torna monótono, un trabajo que con el paso del tiempo va perdiendo su carácter novedoso.
La gente del jueves santo es la gente corriente que hace lo que todo el mundo, pero no como todo el mundo. Desean que su vida esté marcada por el amor, el buen humor, el servicio generoso; que no mira cuándo el otro hizo por última vez lo que hoy yo hago, simplemente su preocupación es hacerlo y agradar.
Este es el reto que plantean: amar siempre y servir siempre.
Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que llegaba la hora de pasar de este mundo al Padre, después de haber amado a los suyos del mundo, los amó hasta el extremo... 
...y se puso a lavarles los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que llevaba ceñida...
...si yo, que soy Maestro y Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros mutuamente los pies...
Si lo sabéis y lo cumplís, seréis dichosos. (Jn 13,1-17)

Quisiera amar, Señor,necesito amar,
todo mi ser no es ya más que un deseo.
Mi corazón, mi cuerpo, se alargan en la noche 
hacia un desconocido a quién
Y amo y braceo en el aire
sin encontrar el alma que abrazar.
Estoy solo y quisiera "ser dos",
Hablo y no hay nadie que escuche.
Vivo y vivo, y nadie saca jugo a mi vida.
¿Para qué ser tan rico si no enriquezco a nadie?
¿Y de dónde viene este amor? ¿A dónde va?
Quisiera amar, Señor, necesito amar.
He aquí, Señor, en esta noche, todo mi amor.

jueves, 21 de marzo de 2013

SAN BENITO PARA NIÑOS Y NO TAN NIÑOS

Hoy celebramos la fiesta del tránsito de nuestro padre San Benito, el paso de esta vida a la VIDA.
San Benito, flores nuevas para un santo añejo. J.L. Cortés. Benedictinas de la Natividad- Madrid

jueves, 14 de marzo de 2013

MI DULCE CRISTO EN LA TIERRA

Siempre me ha sorprendido la gratuidad del amor de los padres hacia los hijos. Un bebé cuando nace no ha hecho nada bueno a sus padres, y sin embargo, éstos lo quieren con locura. Una sensación parecida fue la que nos inundó ayer cuando apareció la fumata blanca. Nadie sabía (ni sospechaba) quién iba a ser el nuevo Papa, sin embargo, antes de que saliera al balcón ya todos lo amábamos, incluso sin conocerlo, porque él es nuestro Cristo en la tierra.
Os dejo aquí una sencilla pero profundísima oración de Francisco I.

UNA ORACIÓN EN CADA DEDO

1.El pulgar es el más cercano a ti. Así que empieza orando por quienes están más cerca de ti. Son las personas más fáciles de recordar. Orar por nuestros seres queridos es "una dulce obligación".

2.El siguiente dedo es el indice. Ora por quienes enseñan, instruyen y sanan. Esto incluye a los maestros, profesores, médicos y sacerdotes. Ellos necesitan apoyo y sabiduría para indicar la dirección correcta a los demás. Tenlos siempre presentes en tus oraciones.

3. El siguiente dedo es el más alto. Nos recuerda a nuestros líderes. Ora por el presidente, los congresistas, los empresarios, y los gerentes. Estas personas dirigen los destinos de nuestra patria y guían a la opinión pública.. Necesitan la guía de Dios.

4.El cuarto dedo es nuestro dedo anular. Aunque a muchos les sorprenda, es nuestro dedo más débil, como te lo puede decir cualquier profesor de piano. Debe recordarnos orar por los más débiles, con muchos problemas o postrados por las enfermedades. Necesitan tus oraciones de día y de noche. Nunca será demasiado lo que ores por ellos. También debe invitarnos a orar por los matrimonios.

5.Y por último está nuestro dedo meñique, el más pequeño de todos los dedos, que es como debemos vernos ante Dios y los demás. Como dice la Biblia "los últimos serán los primeros". Tu meñique debe recordarte orar por tí.. Cuando ya hayas orado por los otros cuatro grupos verás tus propias necesidades en la perspectiva correcta, y podrás orar mejor por las tuyas.

sábado, 9 de marzo de 2013

VENGA, VOLVAMOS AL SEÑOR

Caminé, durante mucho tiempo, con el corazón disperso por una parte y por otra. En placeres que no me satisficieron, puse mi deseo de felicidad en relaciones que no me dejaron crecer. Acumulé heridas y decepciones. Esta es la hora de volver al Señor. Esta es la hora de aprender de Él el camino para una vida más plena, más feliz.
Quiero volver a ti, Dios de amor.
Quiero de nuevo darte espacio en mi vida
Quiero recuperar de nuevo tus palabras de sabiduría y de esperanza.
Quiero que mis días estén de nuevo llenos de luz.

Rezar en Cuaresma. Ciclo C. Editorial CCS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...