martes, 3 de junio de 2014

DON DE CONSEJO


Vienes a mí…para darme CONSEJO. 
Pero no siempre tengo intuición para saber lo que quieres… 
Sé que lo que Tú quieres para mí es mi BIEN. Pero yo cuando cada día tengo que elegir, no siempre elijo el Bien; muchas veces, elijo lo más cómodo… 
No me dejes…, aunque a veces me aleje de Ti porque no entienda lo que me pides… 
Volveré luego con más fuerza cuando descubra que me he vuelto a equivocar y sin tu CONSEJO voy a la deriva… 
Sigue diciéndome todo lo que quieras al oído cada día, para que yo aprenda a escucharte con el tiempo… Para que dentro de mí surja ese sentido especial que sepa en cada momento qué hacer… 
Tal vez para que adquiera el fino sentido de saber tu voluntad, tendré que cambiar mi forma de ver el valor de la vida… Tendré que aprender a sentir dentro de mí el sosiego que da saber que la fuerza que me mueve es el AMOR… 
Tendré que tener mis cinco sentidos en calma y silencio para oírte cada día, para intuir lo que quieres sólo con oír tu Voz…
Señor, afíname el oído para que a lo largo del día escuche tu Consejo a pesar del barullo que me rodea.

2 comentarios:

  1. Que Dios nos de su dones y la gracia de hacerlo frutificar, No me dejes…, aunque a veces me aleje de Ti porque no entienda lo que me pides…GRACIAS.

    ResponderEliminar
  2. El Señor siempre nos espera al final del camino, aunque andemos en sentido contrario o no entendamos por qué tenemos que caminar en esa dirección.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...