viernes, 30 de marzo de 2012

LA PROFESIÓN MONÁSTICA


En la vida monástica todos los días son decisivos, porque la fidelidad es algo continuo que no tiene fecha de caducidad, pero el momento de la profesión monástica marca un antes y un después en nuestra vida como benedictinas. Se termina la etapa de formación propiamente dicha (aunque nunca estamos formados del todo), para comenzar una fidelidad más pura, una entrega más completa. Si hasta entonces vivimos como esposas de Cristo sin serlo, a partir de la profesión somos plenamente posesión de Cristo.
La fórmula que San Benito nos propone para la profesión monástica es muy sencilla a la vez que emocionante, dice en el capítulo 58: “El que va a ser admitido prometa en el oratorio delante de todos estabilidad, conversión de sus costumbres y obediencia ante Dios (…) de esta promesas redactará un documento (…) y, con sus propias manos, lo pondrá sobre el altar. Una vez depositado, entonará inmediatamente el siguiente verso: Recíbeme según tu promesa y viviré, Señor no defraudes mi esperanza”
La profesión no es solo una entrega a Dios, sino también a la comunidad, “Dios nos ha elegido para este monasterio y yo lo acepto con esta forma de vida, estas hermanas, esta superiora, este clima”.

martes, 27 de marzo de 2012

¿QUÉ HACE UNA CHICA COMO TÚ EN UN SITIO COMO ESTE?


Obediencia, castidad y pobreza. Son los tres votos mínimos que hacen las mujeres consagradas a Dios en medio de este mundo en el que parecen primar valores absolutamente opuestos. Abandonan sus carreras, sus familias, sus planes de futuro y posibilidades de triunfo para entregarse a una causa, según dicen, enamoradas de Jesucristo. ¿Locura? ¿Engaño? ¿Manipulación? ¿Verdad? ¿Alegría? ¿Dios? A través de las páginas de este libro, el lector se convierte en el visitante de un Monasterio de Papel, cuyas celdas están habitadas por diez mujeres auténticas de nuestro mundo y nuestro tiempo, que responden abiertamente a éstas y más preguntas sobre la vocación, explicando cómo es la vida en una clausura, qué valor tiene la pobreza, qué las hace tomar semejante decisión, o si ya cumplidos los cien años ha merecido la pena vivir casi un siglo dedicada nada menos, y nada más, que a Dios. ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste? es la pregunta que el propio autor se ha realizado varias veces en sus visitas a monasterios de clausura, conventos y misiones por medio mundo. Ahora, ofrece una respuesta cercana de boca de sus propias protagonistas.
Este libro nos puede ayudar a ver que los monasterios están llenos de mujeres "normales" que un día se encontraron con Cristo y decidieron abandonarlo todo por Él.

viernes, 23 de marzo de 2012

ORACIÓN DEL PAYASO

Señor:
Soy un trasto, pero te quiero,
 
te quiero terriblemente, locamente, 
que es la única manera 
que tengo yo de amar, 
porque, ¡sólo soy un payaso!
Ya hace años que salí de tus 
manos, pronto, quizá, llegará el día 
en que volveré a Ti...
Mi alforja está vacía, 
mis flores mustias y descoloridas
sólo mi corazón está intacto...
Me espanta mi pobreza,
pero me consuela tu ternura.
Estoy ante Ti 
como un cantarillo roto, 
pero con mi mismo barro 
puedes hacer otro a tu gusto...
Señor:
¿Qué te diré cuando me pidas
cuentas? Te diré que mi vida,
humanamente, ha sido un fallo, 

que he volado muy bajo.
Señor:
Acepta la ofrenda 
de este atardecer
Mi vida, como una flauta, está llena de agujeros...
pero tómala en tus manos divinas.
Que tu música pase a través de mí y llegue hasta mis hermanos,
los hombres, que sea para ellos ritmo y melodía que acompañe su caminar,
alegría sencilla de sus pasos cansados...


Menchu Soler 

LA SONRISA

Una de las cosas que tiene que caracterizar al cristiano es la sonrisa, este vídeo nos ayuda a descubrir lo importante que es.


martes, 20 de marzo de 2012

¿QUÉ ES LA LECTIO DIVINA?

Un elemento importante de nuestra vida es la Lectio Divina, pero, ¿Qué es eso? Por poner una imagen cercana, podemos decir que es como dar un paseo, tenemos que tener tiempo suficiente y pararnos de vez en cuando a disfrutar del paisaje.
A continuación te invitamos a conocer la LECTIO DIVINA, un itinerario para acercarse a la Palabra de Dios.
1.PREPARACIÓN: “ EL MAESTRO ESTÁ AQUÍ Y TE LLAMA”
Disponte a escuchar, baja el tono de tantas voces que nos invaden. Pide al Espíritu Santo que te acompañe y guie para captar la voz de Dios que habla a través de las escrituras. 


2. LECTURA: “VOY  A ESCUCHAR LOS QUE DICE EL SEÑOR” (Sal 85, 9)
Lee y relee el texto con atención y respeto. No se trata de buscar la frase que más te guste, sino el mensaje central del texto, la experiencia de fe contenida en él.
La pregunta que hacemos en este primer momento es: ¿Qué dice el texto? ¿Cuál es la experiencia de fe contenida en él?

3. MEDITACIÓN: “MARÍA, CONSERVABA TODAS ESTAS COSAS, MEDITÁNDOLAS EN SU  CORAZÓN”  (Lc 2,19)
Profundiza. Rumia la Palbara que ha quedado resonando en ti y descubre el mensaje que encierra para tu vida. Busca, descubre, asimila.
La pregunta que hacemos en este segundo momento es: ¿Qué dice de mí este texto? ¿Cómo me lee este pasaje? ¿Qué tiene que ver con mi vida actual?

4. ORACIÓN: “PEDID Y RECIBIRÉIS, LLAMAD Y SE OS ABRIRÁ” (Lc 11,9)
Dirígete directamente a Aquél cuya Palabra has escuchado y acogido en tu corazón. Deja que se despierte tu espíritu orante a través de la súplica, la alabanza, la intercesión…
La pregunta que hacemos en este momento es: ¿Qué me hace decirle a Dios en este momento?


5. COMTEMPLACIÓN: “PERMANECED EN MI AMOR” (Jn 15,9)
Permanece ante el Dios que te ama. Acepta que te entregue nuevos ojos para mirar al ser humano, al mundo; para verle a Él y conocer su voluntad.
En este momento no hay pregunta. Es permanecer en calma ante Dios, consentir el ser mirados, quedando abrazados a la Palabra que nos salva.

Imágenes: http://ilustracionesinmarodrigueztorne.blogspot.com.es/
Texto: Editorial Verbo Divino

domingo, 18 de marzo de 2012

LECTIO DIVINA PARA TIEMPOS FUERTES. CUARESMA


Como no podía ser de otro modo, esta semana recomendamos otro libro para este tiempo de Cuaresma. Se trata de Lectio Divina para tiempos fuertes, cuya autora es Inmaculada Rodríguez Torné. Este libro es un recurso más para ayudarte a conocer y vivir la Palabra de Dios y responder a la invitación de hacer que la Sagrada Escritura se convierta, cada vez más, en el corazón de la espiritualidad de la Iglesia.

 Sería recomendable que en estos días en los que se nos invita a una especial conversión, buscáramos en nuestro día unos minutos para meditar la Palabra de Dios, a través del itinerario que nos ofrece la Lectio Divina.


Editorial: PCL- Claret
Precio: 5,70 €  

LA FE

En octubre de este año comienza el Año de la Fe convocado por Benedicto XVI, pero, ¿qué es la fe?

viernes, 16 de marzo de 2012

JESÚS DE NAZARETH

Jesús no quiere transmitir unos conocimientos abstractos que nada tendrían que ver con nosotros en lo más hondo. Nos debe guiar hacia el misterio de Dios, hacia esa luz que nuestros ojos no pueden soportar y que por ello evitamos. Para hacérnosla más accesible, nos muestra cómo se refleja la luz divina en las cosas de este mundo y en las realidades de nuestra vida diaria. A través de lo cotidiano quiere indicarnos el verdadero fundamento de todas las cosas y así la verdadera dirección que hemos de tomar en la vida de cada día para seguir el recto camino. Nos muestra a Dios, no un Dios abstracto, sino el Dios que actúa, que entra en nuestras vidas y nos quiere tomar de la mano. A través de las cosas ordinarias nos muestra quiénes somos y qué debemos hacer en consecuencia; nos transmite un conocimiento que nos compromete, que no sólo nos trae nuevos conocimientos, sino que cambia nuestras vidas. Es un conocimiento que nos trae un regalo: Dios está en camino hacia ti. Pero es también un conocimiento que plantea una exigencia: cree y déjate guiar por la fe.

Jesús de Nazareth por Benedicto XVI

jueves, 15 de marzo de 2012

SEÑOR, HAZ DE MÍ...

Señor, haz de mí
un instrumento de tu paz.
Que allá donde hay odio, 
yo ponga el amor. 
Que allá donde hay ofensa,
 yo ponga el perdón. 
Que allá donde hay discordia, 
yo ponga la unión. 
Que allá donde hay error, 
yo ponga la verdad. 
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe. 
  Que allá donde desesperación, yo ponga la esperanza. 
  Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz. 
  Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría. 

Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar, 
ser comprendido, cuanto comprender, 
ser amado, cuanto amar. 

Porque es dándose como se recibe, 
es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo, 
es perdonando, como se es perdonado, 
es muriendo como se resucita a la vida eterna.

(Autoría atribuída a San Francisco de Asís) 


martes, 13 de marzo de 2012

¿QUÉ ES SER BENEDICTINA?

http://www.isabelguerra.com/galeria.html 
"ESCUCHA, hijo, los preceptos del Maestro, e inclina el oído de tu corazón; recibe con gusto el consejo de un padre piadoso, y cúmplelo verdaderamente.  Así volverás por el trabajo de la obediencia, a Aquel de quien te habías alejado por la desidia de la desobediencia. Mi palabra se dirige ahora a ti, quienquiera que seas, que renuncias a tus propias voluntades y tomas las preclaras y fortísimas armas de la obediencia, para militar por Cristo Señor, verdadero Rey.
Ante todo pídele con una oración muy constante que lleve a su término toda obra buena que comiences,  para que Aquel que se dignó contarnos en el número de sus hijos, no tenga nunca que entristecerse por nuestras malas acciones."
Estas palabras con las que comienzan la Regla de San Benito nos dan una pista sobre lo que es ser BENEDICTINA.

lunes, 12 de marzo de 2012

1. SlN MÍ NO PODÉIS HACER NADA

 Para comprender la importancia fundamental que tiene, en el desarrollo de la vida cristiana, el afán por adquirir y conservar lo más posible la paz del corazón, en primer lugar hemos de estar plenamente convencidos de que todo el bien que podamos hacer viene de Dios y sólo de Él. «Sin mí no podéis hacer nada», ha dicho Jesús (Jn 15, 5). No ha dicho: no podéis hacer gran cosa, sino «no podéis hacer nada». Es esencial que estemos bien persuadidos de esta verdad, y para que se imponga en nosotros no sólo en el plano de la inteligencia, sino como una experiencia de todo el ser, habremos de pasar por frecuentes fracasos, pruebas y humillaciones permitidas por Dios. Él podría ahorrarnos todas esas pruebas, pero son necesarias para convencernos de nuestra radical impotencia para hacer el bien por nosotros mismos. Según el testimonio de todos los santos, nos es indispensable adquirir esta convicción. En efecto, es el preludio imprescindible para las grandes cosas que el Señor hará en nosotros por el poder de su gracia. Por eso, Santa Teresa de Lisieux decía que la cosa más grande que el Señor había hecho en su alma era «haberle mostrado su pequeñez y su ineptitud».

Si tomamos en serio las palabras del Evangelio de San Juan citadas más arriba, comprenderemos que el problema fundamental de nuestra vida espiritual llega a ser el siguiente: ¿cómo dejar actuar a Jesús en mí? ¿Cómo permitir que la gracia de Dios opere libremente en mi vida?
 A eso debemos orientarnos, no a imponernos principalmente una serie de obligaciones, por buenas que nos parezcan, ayudados por nuestra inteligencia, según nuestros proyectos, con nuestras aptitudes, etc. Debemos sobre todo intentar descubrir las actitudes profundas de nuestro corazón, las condiciones espirituales que permiten a Dios actuar en nosotros. Solamente así podremos dar fruto, «un fruto que permanece»(Jn 15, 16).

Extracto del libro: La Paz Interior de Jacques Philippe

domingo, 11 de marzo de 2012

ORACIÓN DEL JOVEN

Señor, escucha mi oración; viene de un corazón joven.
Te invoco, Señor; he decidido buscar en ti ayuda.
No mires mis palabras torpes; mira mi interior empobrecido.
Alarga tus manos y aprieta entre las tuyas mis pobres manos.

No sé donde mirar cuando la sociedad me ofrece cosas contadictorias.
No sé escoger entre caminos que marchan sin encontrarse.
Me siento indeciso ante lo que es o no es esencial en la vida.
No soy capaz de hacer opciones en esta dura encrucijada.

Dame, Señor, un corazón limpio y generoso;
un corazón limpio donde el otro encuentre un espacio de libertad;
un corazón limpio donde el otro encuentre un rincón para ser acogido;
un corazón limpio donde el otro encuentre un clima para ser feliz;
un corazón limpio donde el otro encuentre un oasis donde descnsar;
un corazón limpio donde el otro encuentre una llama encendida donde
ardas tú.

Busco tu rostro, Señor, y me acojo al calor de tus manos;
busco sentirme seguro contigo y que nada me falte a tu lado;
busco la fuerza y el poder de tu Espíritu de Vida,
para que aliente los pasos de mi camino hacia tu casa.
Mi corazón tiene hambre y sed de ti
y quiere saciarse con tu presencia
Sé para mi, Señor, la roca firme en quien me apoyo cada día
y dame la seguridad de sentirme amado por tu corazón de Padre.

AMÉN

REZAR EN CUARESMA

Cada semana intentaremos recomendaros un libro. Esta semana, como no podía ser de otra forma, un libro para hacer oración en este tiempo fuerte de cuaresma. Se titula: Rezar en Cuaresma, y se trata de un folleto a todo color para ayudarnos en estos días de preparación para la Pascua. En él, podemos encontrar una oración para cada día, un versículo del Evangelio, una breve meditación para profundizar en la Palabra y una bonita imagen que nos ayuda a la contemplación y al silencio.
Este folleto te puede ayudar a tener cada día a hacer un alto en camino para encontrarte con Cristo. Nosotras, en nuestro noviciado, cada día nos reunimos alrededor de la luz de Cristo y realizamos esta oración.
Editorial: CCS
Precio: 1,95€

¿QUIÉNES SOMOS?

MONASTERIO DE MM. BENEDICTINAS
CUENCA
SAN BENITO
San Benito, Patriarca de los monjes de Occidente, nació a finales del siglo V. Cuanto conocemos de su vida y obra se lo debemos a San Gregorio Magno que le dedicó el Libro II de sus  Diálogos.  
San Benito de Nursia fue un “verdadero gigante de la Historia” (Juan Pablo II). Su figura “resplandece fulgurante como astro en medio de las tinieblas de la noche y es honra de Italia y de toda la Iglesia” (Pío XII). Escribió una Regla de vida monástica que “es el más excelente tratado de vida ascética que ha perseverado incólume durante siglos y conserva su lozanía en el momento actual” (Cardenal Marcelo González Martín).
Nuestro Monasterio de Benedictinas vive según esta Santa Regla, eminentemente cristocéntrica. 
HISTORIA
El Monasterio de Madres Benedictinas de Cuenca fue fundado, bajo la advocación “Santa María de la Expectación”, por el Doctor Don Pedro de Vamonde, Obispo entonces de Mondoñedo, el 5 de agosto del año 1448. 
La elección canónica se realizó el 14 de diciembre del mismo año. Era Obispo de la ciudad Don Lope de Barrientos.
Desde la fundación siempre se ha mantenido en él sin interrupción la vida benedictina, con la única excepción del período comprendido entre los años 1936-1939 en el que las monjas fueron expulsadas del Monasterio a causa de la guerra civil. Finalizado el conflicto, regresaron a él y comenzaron la restauración.  
  

Hoy forman la Comunidad 44 monjas. Están dedicadas a la oración y al trabajo que realizan principalmente en la Enseñanza.
Por la oración, acogida y trabajo la Comunidad desea ser “foco de irradiación”  de vida evangélica, tanto en la ciudad como en la diócesis.  
JORNADA MONÁSTICA
Se estructura en torno al Oficio Divino, lectio divina y trabajo, que son los elementos principales de nuestra vida monástica benedictina.
El Oficio Divino, celebrado en torno a la Eucaristía como centro, se lleva a cabo en las siguientes horas canónicas: Maitines, Laudes, Hora Intermedia, Vísperas y Completas.
La lectio divina precede a la celebración de Laudes y Vísperas.
El trabajo, que ocupa, la mayor parte del día, se halla vinculado especialmente a las actividades docentes del Colegio.   



VIDA  DE  COMUNIDAD 
Los valores vividos en nuestra Comunidad los podríamos resumir en la siguiente máxima: “No anteponer nada al amor de Cristo”. En ella se encuentra concentrada la esencia de la vida monástica. 
Ésta se desarrolla en torno a la oración y al trabajo en una comunidad fraterna donde se ayuda a buscar a Dios y donde el “buen celo” -que diría San Benito- es la ley de todas las relaciones, buscando con “acendrada caridad”, no lo que se juzga útil para sí sino para los demás, anticipándose a honrarse unos a otros, prestándose obediencia  a porfía,... Todo se lleva a cabo mediante gestos sencillos de servicio mutuo, fidelidad cotidiana, atención reconocida a cada uno. 







La comunidad monástica no permanece cerrada en sí misma, sino abierta y solidaria con toda la humanidad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...